TRANSLATOR

MARINOS EN TIERRA

       
                                                  

Con este título lo que pretendo es analizar las razones por las cuales los marinos, en un momento determinado de nuestro ejercicio profesional, buscamos la "salida a tierra". ¿Tal vez decepción? ¿Tal vez la aparición de entornos familiares?...


Quizá la bibliografía sobre algún estudio antropológico de la gente de mar no se prodigue.
Sí se han hecho descripciones bastante alejadas de la gran realidad, se llegó a definir al marino como un ser bastante raro e inadaptado socialmente, pero... ¿era el marino o era la sociedad la que no se hacía al marino? .
Es cierto que muchos marinos no han encontrado en la mar aquello que en un principio anhelaban, actualmente todo ha cambiado porque el hombre de mar de hoy ya no ve ese aspecto romántico que emanaba de los viajes y estancias dilatadas en puertos lejanos, la tecnología es la culpable, y tampoco es ahora  aquel ser independiente aferrado al barco porque en tierra estaba... como diría yo, marginado, no encontraba su lugar en una sociedad establecida y que en ningún momento contó con él, míseras vacaciones y donde el concepto familiar se limitaba a ser casi un mero trámite .
Es este el aspecto con más peso específico, cuando se rompen mil veces los lazos familiares, cuando los escalones de la visión de los hijos son cada ve más elevados, la fibra sensible es cada vez mas vulnerable y es entonces cuando el divorcio con la mar comienza a gestarse para sustituirla por un nuevo pretendiente: "el puesto en tierra".
Personalmente me gustaba, me gusta la mar, me gustaba navegar, los horizontes, el sextante, las arribadas, los temporales (¡perdón!), la gente,las ansias por llegar...pero, aún  así, también me llegó el momento y sucumbí al canto de sirenas (así fue para muchos).






Quiero dejar constancia de que el empresario de tierra siempre tuvo claro que el Marino Mercante era un profesional especialmente responsable y con iniciativa propia (el medio así lo ha exigido) y con estos parámetros ha sabido trabajar. Los Jefes y Oficiales de Máquinas, en este sentido, siempre gozaron de más ventajas que los de puente dadas las características de su especialidad.




                                     Sala de control de máquinas de un buque 

 En fin, no deja de ser una opinión. Dejad vosotros la vuestra.