TRANSLATOR

EL PROTONAUTA VS COLON o la leyenda del Piloto Fantasma


No sé si será leyenda o forma parte de la realidad vivida por el Almirante. Una de esas historias que siempre acompañan la vida de un gran hombre, mal que les pese a muchos, algo a lo  que en España estamos acostumbrados. Para muchos es conocida, para otros, tal vez, no.
Colón cuando decidió dar el gran salto atlántico, mostró en todo momento gran seguridad, según parte de la historia: no era ningún loco visionario y estaba convencido de que navegando hacia el poniente tocaría tierra. Aprovisionó de bastimentos sus naves para un largo viaje, pero no se aventuró a ciegas, conocía (según algunos autores) la geografía de Ptolomeo, cosmógrafo y con amplios conocimientos de navegación, sabía como utilizar los astros para posicionarse en la carta, es decir, no era ningún loco lego indocumentado. Aunque también se ha escrito que no era cosmógrafo, que ni siquiera se percató de las nuevas constelaciones  antillanas y que si mencionó a Plinio a Marco Polo  e incluso a Petrus de Alliaco, el cosmógrafo francés, autor del Imago Mundi, fue para contrarrestar la influencia de sus oponentes. También el historiador López de Gomara (1511-1566) lo califica como “no docto sino más bien entendido”. De cualquier manera, era navegante y de eso sabía. Fue hombre que tuvo contacto con otros marinos y… por qué no, obtuvo información susceptible de ser utilizada para su provecho. Nada que objetar. Es de resaltar que en la época de la Casa de la Contratación todo lo relacionado con información sobre cartografía y acaecimientos de la navegación, se guardaban con celo , bajo secreto, para que no trascendiera a otras potencias marítimas interesadas con empresas de esta índole; aunque Colón fue anterior, estos cuidados, no es de extrañar que fueran llevados a la práctica por cualquier navegante ávido de nuevos horizontes.

La leyenda:

Al parecer estando el Almirante en Madeira acudieron a su casa unos náufragos, entre ellos el Piloto de la nave, que en “in extremis” le comentó que procedían de un largo viaje, que habían tocado tierra y una vez de vuelta habían naufragado. El Piloto le refirió al Almirante cómo llegó, después de una gran tormenta que arrastró su nave hacia poniente, conoció una nueva tierra, nuevas gentes y en el tornaviaje naufragaron. Le entregó toda la información de aquella aventura, que es la que según la ¿leyenda? utilizó Colón para emprender su gran aventura. 


                                              The Ghost Ship (imagen de weburbanist)

Vayamos a la historia:

El religioso y cronista Bartolomé de las Casas escribió : "Díjose que una carabela o navío que había salido de un puerto de España y que iba cargada de mercadería para Flandes o Inglaterra, o para los tractos, la cual, corriendo terrible tormenta, y arrebatada de la violencia e ímpetu de ella, vino diz que, a parar a estas islas y que aquesta fue la primera que las descubrió” . Aquí hay algo que un marino cuestionaría y es esa derrota hacia Flandes o Inglaterra, esta pudiera ser que la hubiera pero lo que induce a la duda es que una tormenta en ese viaje es muy difícil que hiciera derivar la nave hacia aquellas latitudes. De cualquier manera es posible que la derrota no fuera esa y sí otra, me inclino a pensar que sería la de las Islas Madeira. También es cierto que las crónicas de B. de las Casas han sido consideradas dignas de crédito, ¿ por qué no ésta ?. López de Gomara afirma que si Colón hubiera conocido antes, en sus tiempos de andanzas genovesas, toda esta información, hubiera emprendido la aventura mucho antes sin tener que recurrir a las coronas hispánicas.Como dato histórico ahí está lo que los RRCC dicen al Almirante en carta que le enviaron en 1594: "Parecenos que todo lo que al principio nos dixistes  que se podía alcanzar por la mayor parte todo ha sido cierto, como si lo oviérades visto antes que nos lo dixistes". Esa posibilidad existió, por qué no...

Pero ¿quién era este misterioso Piloto al que unos lo mencionan como un invento de los detractores de Colón y otros como un elemento decisivo en la gran aventura americana?. Al parecer su nombre era ALONSO SANCHEZ, español y de Huelva, su nave naufragó en Porto Santo. El historiador y humanista Bernardo Aldrete ( 1560-1641) en su obra “Varias antigüedades de España”, influido por la información del Inca Garcilaso, escribe: “…Siendo cierto, que el primero, que dio noticia a Cristobal Colón del Nuevo Mundo, fue Alonso Sánchez de Huelva, marinero natural de Huelva." 

  Pero ya que menciono al mestizo e historiador Inca Garcilaso , esto es lo este aporta a la nuestra historia:

“Cerca del año de mil y cuatrocientos y ochenta y cuatro, uno más o menos, un piloto natural de la villa de Huelva, en el Condado de Niebla, llamado Alonso Sánchez de Huelva, tenía un navío pequeño, con el cual contrataba por la mar y llevaba de España a las Canarias algunas mercaderías que allí se le vendían bien, y de las Canarias cargaba de los frutos de aquellas islas y las llevaba a la isla de la Madera, y de allí se volvía a España cargado de azúcar y conservas. Andando en esta su triangular contratación, atravesando de las Canarias a la isla de la Madera, le dio un temporal tan recio y tempestuoso que no pudiendo resistirle, se dejó llevar de la tormenta y corrió veinte y ocho o veinte y nueve días sin saber por dónde ni adónde, porque en todo este tiempo no pudo tomar el altura por el sol ni por el Norte. Padecieron los del navío grandísimo trabajo en la tormenta, porque ni les dejaba comer ni dormir. Al cabo de este largo tiempo se aplacó el viento y se hallaron cerca de una isla; no se sabe de cierto cuál fue, mas de que se sospecha que fue la que ahora llaman Santo Domingo; y es de mucha consideración que el viento que con tanta violencia y tormenta llevó aquel navío no pudo ser otro sino el solano, que llaman leste, porque la isla de Santo Domingo está al poniente de las Canarias, el cual viento, en aquel viaje, antes aplaca las tormentas que las levanta. Mas el Señor Todopoderoso, cuando quiere hacer misericordias, saca las más misteriosas y necesarias de causas contrarias, como sacó el agua del pedernal y la vista del ciego del lodo que le puso en los ojos, para que notoriamente se muestren ser obras de la miseración y bondad divina, que también usó de esta su piedad para enviar su Evangelio y luz verdadera a todo el Nuevo Mundo, que tanta necesidad tenía de ella, pues vivían, o, por mejor decir, perecían en las tinieblas de la gentilidad e idolatría tan bárbara y bestial como en el discurso de la historia veremos. El piloto saltó en tierra, tomó el altura y escribió por menudo todo lo que vio y lo que le sucedió por la mar a ida y a vuelta, y habiendo tomado agua y leña, se volvió a tiento, sin saber el viaje tampoco a la venida como a la ida, por lo cual gastó más tiempo del que le convenía. Y por la dilación del camino les faltó el agua y el bastimento, de cuya causa, y por el mucho trabajo que a ida y venida habían padecido, empezaron a enfermar y morir de tal manera que de diez y siete hombres que salieron de España no llegaron a la El Inca Garcilaso nos transmite la noticia de que antes de Cristóbal Colón, un piloto de Huelva llegó hasta América. Alonso Sánchez de Huelva ¿Te parece posible este viaje anterior a Colón? Señala otras noticias de viajes anteriores a Colón que conozcas:2 Tercera más de cinco, y entre ellos el piloto Alonso Sánchez de Huelva. Fueron a parar a casa del famoso Cristóbal Colón, ginovés, porque supieron que era gran piloto y cosmógrafo y que hacía cartas de marear, el cual los recibió con mucho amor y les hizo todo regalo por saber cosas acaecidas en tan extraño y largo naufragio como el que decían haber padecido. Y como llegaron tan descaecidos del trabajo pasado, por mucho que Cristóbal Colón les regaló no pudieron volver en sí y murieron todos en su casa, dejándole en herencia los trabajos que les causaron la muerte, los cuales aceptó el gran Colón con tanto ánimo y esfuerzo que, habiendo sufrido otros tan grandes y aun mayores ( pues duraron más tiempo) , salió con la empresa de dar el Nuevo Mundo y sus riquezas a España, como lo puso por blasón en sus armas diciendo: “A Castilla y a León, Nuevo Mundo dio Colón”


La pregunta es…¿ qué parte de la historia es cierta y que otra parte no lo es ?. ¿Se puede inferir que hay un propósito de desprestigio hacia el Almirante restándole el gran mérito de su hazaña marítima?. Me voy a poner yo en esa situación: si a mí se me presenta la ocasión de obtener una información privilegiada que me dé pábulo para una gran empresa, sin lugar a dudas esa información la guardaría como oro en paño, mantendría un meticuloso cuidado de que nada sobre ella trascendiera y luego, cuando hubiera llegado el momento, la utilizaría sin más. Si Colón lo hizo así, nada que objetar, y todos aquellos que tratan de aportar información, del tipo que sea, para el desprestigio del Almirante, lo único que hacen es delatar su envidia. Por tanto, usando la frase del mercenario francés (bretón) Beltrand du Guesclin : “ ni quito ni pongo rey pero ayudo a mi señor”, en este caso, mi señor es el Almirante.
Curiosamente, como muchos conocen, en Huelva se erigió una estatua en honor a este “Piloto Fantasma” cuyo nombre, según el Inca Garcilaso, era Alonso Sanchez.


.