TRANSLATOR

LA MARINA, LA QUE NO ES ARMADA, LA DE LOS PIONEROS.

La Historia  Marítima no es justa con los Marinos Mercantes o Civiles. La hitoriografía marítima es amplia, universal, desde Esiodo y Plinio  hasta J.S. Morrison o Patrice Pomey, Florian de Ocampo, los trabajos de Campomanes...Los estudios o investigaciones historiográficas sobre la náutica estuvieron en un estado de letargo hasta el siglo XIX con Capmany, Navarrete etc , sin embargo es harto conocido que todo lo referente a conceptos como "naval" , "historia marítima"."marinos españoles"...deriva sin contemplaciones hacia las gestas de la Armada, sus hombres, sus méritos, sus menciones. Se hace omisión deliberada de nuestros hombres. No es generosa, ni siquiera justa con esa otra Marina, de la que procede sin lugar a dudas la Armada, que se proyectó con sus hombres por todos los rincones del globo. Hombres que se entregaron en una lucha sin tregua contra la naturaleza y contra civilizaciones lejanas para arribar al descubrimiento y conquista de nuevas vías marítimas y nuevas tierras.Aquellos pioneros Pilotos de la Carrera de Indias que  no solo cruzaron el "Mare Tenebrosum" sino que se proyectaron en la búsqueda de nuevos horizontes, en la ampliación del conocimiento náutico, como así lo exigían las diferentes cédulas de la Casa de la Contratación y que dieron lugar al concepto "PLUS ULTRA" amortizando el "NON TERRAE PLUS ULTRA"




Desde estas páginas trato de hacer un humilde homenaje a todos esos hombres cuyos nombres quedaron olvidados en las dársenas infinitas unos, y otros mencionados en  textos profundamente escondidos y clausurados de la historia. Hombres que por diferentes razones se vieron inmersos en la aventura marítima sin afán de protagonismo, obedeciendo ordenes unas veces, y otras impulsados por propia iniciativa a la búsqueda de nuevos horizontes,nuevas conquistas e investidos en numerosas ocasiones con títulos grandilocuentes, como el de almirante, comandante general... cuando su gesta generó frutos para la corte real. Al mismo tiempo muchos de estos Pilotos fueron "invitados" a sumarse a las armadas militares gracias a sus dotes de trabajo y lucha, llegando a ocupar puestos de renombre en la esferas castrenses como el sevillano José de Cañizares, pilotín que pasó a ser teniente de fragata de la Real Armada y otros muchos más. No hay duda alguna de que las Armadas se formaron del seno de las flotas ( no militares) que en las diferentes villas marineras de nuestro entorno marítimo se iban creando,, de hecho las dos marinas se diferenciaron en la época de Felipe V, siglo XVIII. En los siglos XIV y XV no se distinguía la Marina Mercante de la de Guerra, los barcos se empleaban para lo que se necesitaba en cada momento: comercio, corso o lucha contra el infiel:«señaladamente en fecho de allent mar contra la gente pagana» (Alfonso X). Las flotas eran mixtas,galeras aportadas por parte real y naves aportadas por las villas marineras.De esa necesidad de proteger el comercio marítimo surge esa simbiosis a todas luces necesaria, la corte requería las embarcaciones, por el sistema de embargos y contratas ,cuando las necesitaba y premiaba con parte del botín obtenido de las contiendas habidas